Niños: cómo hacer sus propios instrumentos musicales

Los niños son seres creativos por naturaleza, siempre están buscando formas de divertirse y aprender al mismo tiempo. Una excelente manera de estimular su creatividad y fomentar su amor por la música es enseñarles a hacer sus propios instrumentos musicales. Además de ser una actividad divertida, les ayudará a desarrollar habilidades motoras, fomentar su imagiación y aprender sobre el sonido y la música. En este artículo, te mostraremos cómo puedes guiar a tus niños en la creación de sus propios instrumentos musicales.

1. Reciclaje creativo

Una excelente forma de enseñar a los niños sobre la importancia del reciclaje y la reutilización es haciendo instrumentos musicales con materiales reciclados. Puedes utilizar latas vacías, botellas de plástico, cartón y otros materiales que puedas encontrar en casa.

Una idea divertida es hacer una guitarra con una caja de cartón. Solo necesitas una caja vacía, algunos elásticos y una regla. Corta un agujero en la caja y coloca los elásticos a lo largo, ajustándolos en la regla. ¡Y listo! Tendrás una guitarra hecha en casa con la que tus hijos podrán tocar y hacer música.

Otra idea es utilizar botellas de plástico vacías para hacer maracas. Llénalas con arroz, frijoles u otros granos y luego cierra bien las tapas. Tus hijos podrán sacudirlas y crear diferentes ritmos y sonidos.

Recuerda explicarles a tus hijos la importancia de cuidar el medio ambiente y cómo el reciclaje puede ayudar a reducir la cantidad de desechos que generamos.

2. Explorando los sonidos naturales

Los sonidos de la naturaleza pueden ser una gran fuente de inspiración para los niños. Pueden crear instrumentos utilizando elementos naturales como piedras, palos y hojas.

Leer:  Vacunas que faltan en el calendario infantil

Una idea es hacer una flauta con una caña de bambú. Busca una caña de bambú y córtala en diferentes tamaños para obtener diferentes notas. Luego, muestra a tus hijos cómo soplar por un extremo para producir el sonido.

Otra idea es utilizar piedras planas para hacer xilófonos. Pídele a tus hijos que busquen piedras de diferentes tamaños y colores. Luego, ayúdalos a organizarlas en orden de tamaño y a golpearlas suavemente con un palo para crear diferentes tonos.

Deja que tus hijos exploren los sonidos naturales y experimenten con diferentes materiales para crear sus propios instrumentos únicos.

3. Instrumentos de cuerda caseros

Los instrumentos de cuerda son muy populares en la música y pueden ser también una excelente opción para que los niños construyan sus propios instrumentos.

Una idea es hacer una batería de cajas de cartón. Para ello, necesitarás varias cajas de diferentes tamaños. Pide a tus hijos que las pinten con colores llamativos y luego coloca cuerdas elásticas en cada una de ellas. Los niños podrán utilizar palillos para golpear las cuerdas y producir sonidos de diferentes tonos y ritmos.

Otra opción es hacer una guitarra de ukelele con una caja de zapatos. Necesitarás una caja de zapatos vacía, un palo de escoba y algunas cuerdas de guitarra. Haz un agujero en la caja para insertar el palo y luego coloca las cuerdas en las grapas de la caja. Ayuda a tus hijos a afinar la guitarra y ¡estarán listos para tocar música!

4. Percusión casera

La percusión es una parte importante de la música y a los niños les encanta el ritmo. Puedes ayudarles a hacer sus propios instrumentos de percusión caseros.

Leer:  Heredar zapatos podría generar problemas en los pies de los niños

Una idea divertida es hacer tambores con latas de conserva. Lava bien las latas y luego coloca globos de colores sobre las aberturas, asegurándolos con elásticos. Los niños podrán utilizar sus manos o palillos para tocar los tambores y crear diferentes ritmos.

Otra opción es hacer cascabeles con cápsulas de plástico. Busca cápsulas de diferentes tamaños, lávalas y déjalas secar. Luego, coloca una cuenta pequeña dentro de cada cápsula y ciérralas. Pide a tus hijos que las agiten y disfruten del sonido que producen.

La percusión casera es una excelente manera de introducir a los niños en el mundo de la música y el ritmo.

Conclusión

Crear instrumentos musicales caseros es una actividad divertida y educativa para los niños. Les ayuda a desarrollar su creatividad, estimular su imaginación y aprender sobre la música y el sonido. Además, hacer sus propios instrumentos les enseña la importancia del reciclaje y la reutilización de materiales. Así que, ¿por qué no intentarlo en casa? Diviértete con tus hijos y disfruten de la música que crean juntos.

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *