Navidades compartidas: cómo explicárselo a los niños

Los niños son seres llenos de curiosidad y preguntas, y cuando se acerca la época navideña es común que surjan dudas sobre cómo se celebrarán las festividades en caso de que los padres estén separados o divorciados. En este artículo, exploraremos diferentes maneras de explicarles a los niños cómo serán las navidades compartidas.

La importancia de la comunicación

Uno de los aspectos más importantes al explicarles a los niños cómo serán las navidades compartidas es la comunicación clara y abierta. Es esencial que los padres se sienten juntos con los niños y les expliquen de manera sincera y amorosa cómo se llevará a cabo la celebración navideña. Es importante resaltar que aunque los padres estén separados o divorciados, el amor y el cariño hacia los niños no cambia.

En este sentido, es crucial utilizar un lenguaje apropiado para la edad de los niños. Explicarles de forma sencilla y sin detalles excesivos, pero de manera clara, qué pueden esperar en las navidades compartidas. Es fundamental asegurarles que ambas partes de la familia los aman y quieren que disfruten de las festividades.

Una idea útil es crear un calendario compartido con los días y horarios en los que estarán con cada progenitor durante las festividades. De esta manera, los niños podrán visualizar de forma clara la distribución del tiempo y sentirse más seguros y estables en relación a las navidades compartidas.

Aceptar y validar los sentimientos de los niños

Es fundamental validar los sentimientos de los niños y permitirles expresar sus emociones. Es normal que se sientan confundidos o tristes ante la nueva dinámica de las navidades. Es importante recordarles que está bien sentirse de esa manera y que es normal adaptarse a los cambios.

Leer:  Cinco actividades para que los niños ejerciten las manos

Para ayudarles a procesar y aceptar sus emociones, es útil fomentar la comunicación abierta y ofrecerles un espacio seguro para que puedan compartir sus pensamientos y sentimientos. Preguntarles cómo se sienten al respecto de las navidades compartidas y escuchar con atención todas sus inquietudes les brinda confianza y les ayuda a lidiar con la situación de manera más positiva.

En este sentido, es importante que los padres o tutores eviten juzgar o criticar los sentimientos de los niños. En lugar de ello, deben mostrar empatía y apoyo, brindándoles el mensaje de que no están solos y que siempre estarán cuidados y amados.

Crear nuevas tradiciones

Un aspecto importante de las navidades compartidas es la creación de nuevas tradiciones familiares. Esto brinda a los niños la oportunidad de experimentar algo nuevo y emocionante, y también les ayuda a aceptar y adaptarse a la nueva situación.

Una idea es involucrar a los niños en la planificación y organización de las actividades navideñas. Pueden ayudar a decorar el árbol de Navidad, hacer manualidades o preparar algún postre especial. Esto les permite sentirse parte de las celebraciones y les da un sentido de pertenencia.

También es importante mantener algunas tradiciones familiares antiguas. Si hay actividades o costumbres que los niños disfrutan cada Navidad, tratar de mantenerlas en la medida de lo posible les brinda seguridad y continuidad. Por ejemplo, si solían ir a ver luces navideñas juntos, pueden coordinarse para seguir haciéndolo aunque sea en diferentes fechas.

Flexibilidad y coordinación

Para que las navidades compartidas sean exitosas, es necesario que los padres o tutores sean flexibles y se coordinen adecuadamente. Esto implica estar dispuestos a hacer ajustes y adaptarse a las necesidades y deseos de los niños.

Leer:  El crecimiento fetal determina la producción de colesterol

Es fundamental recordar que el objetivo principal es que los niños disfruten de las festividades y se sientan amados y cuidados. Por lo tanto, es importante dejar a un lado cualquier conflicto o animosidad entre los padres y centrarse en el bienestar de los niños.

Es recomendable establecer una comunicación fluida entre los padres, ya sea a través de reuniones presenciales o por medios digitales, para planificar y organizar de manera efectiva las navidades compartidas. Esto incluye discutir aspectos prácticos como la compra de regalos o la logística de los encuentros. Cuanta más coordinación y cooperación haya entre los padres, más fácil será para los niños disfrutar de las festividades sin preocupaciones.

El regalo del amor y la unión familiar

Más allá de las circunstancias particulares de cada familia, es importante recordarles a los niños que el verdadero regalo de la Navidad es el amor y la unión familiar. Explicarles que las festividades no se tratan solo de los regalos materiales, sino de compartir tiempo de calidad con quienes más queremos.

Resaltar los momentos especiales y las experiencias en conjunto, sobre los objetos materiales, ayuda a los niños a comprender el verdadero significado de la Navidad. Hacer énfasis en los valores familiares, como el respeto, la compasión y la gratitud, les brinda un marco de referencia sólido y les permite apreciar lo que realmente importa en estas fechas.

Dar y recibir: el arte de la gratitud

Finalmente, es esencial enseñar a los niños el valor de la gratitud. La Navidad es una oportunidad perfecta para fomentar en ellos el reconocimiento y agradecimiento por todo lo que tienen en sus vidas.

Una manera de hacerlo es instaurar la tradición de que cada miembro de la familia comparta algo por lo que esté agradecido durante la cena navideña. Esto crea un ambiente de positividad y aprecio por las cosas buenas que se tienen, y también ayuda a los niños a reflexionar sobre lo que realmente importa en la vida.

Leer:  Las malformaciones congénitas, primera causa de muerte neonatal

En conclusión, explicarles a los niños cómo serán las navidades compartidas es un proceso que requiere de comunicación, comprensión y empatía. Es importante poner en práctica estrategias que les ayuden a adaptarse a la situación, como la creación de nuevas tradiciones y la flexibilidad de los padres. Además, no debemos olvidar transmitirles el verdadero valor de la Navidad: el amor y la unión familiar. Así, podremos brindarles una experiencia navideña feliz y significativa.

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *