Consejos para evitar el mareo de los niños en los viajes

El mareo de los niños en los viajes es algo que preocupa a muchos padres. Los desplazamientos largos, ya sea en coche, barco o avión, pueden provocar malestar y náuseas en los más pequeños. Afortunadamente, existen algunas medidas que se pueden tomar para evitar o aliviar este problema. En este artículo, te ofreceremos consejos prácticos y eficaces para que tus hijos viajen de manera más cómoda y sin mareos.

Planifica el viaje de manera adecuada

Una buena planificación puede ser clave para evitar el mareo en los niños durante los viajes. Aquí te dejamos algunos consejos:

  • Elige el medio de transporte más adecuado: dependiendo de la edad del niño y del destino, puede ser más recomendable utilizar un medio de transporte u otro. Por ejemplo, si el viaje es muy largo, puede ser más conveniente optar por el avión en lugar de cargar con el coche.
  • Elige el momento adecuado: evita viajar en las horas en las que el niño suele estar más cansado. Un viaje que coincide con sus horas de sueño puede aumentar las probabilidades de mareo.
  • Realiza paradas frecuentes: si viajas en coche, es importante hacer paradas cada cierto tiempo para que el niño pueda estirar las piernas y respirar aire fresco. Esto ayudará a prevenir el mareo.

Prueba con alimentos y bebidas adecuadas

La alimentación también juega un papel importante a la hora de evitar el mareo en los niños durante los viajes. Te recomendamos lo siguiente:

  1. Evita comidas pesadas antes del viaje: es preferible que el niño no coma en exceso antes de emprender el desplazamiento. Los alimentos grasos y pesados pueden dificultar la digestión y contribuir al mareo.
  2. Ofrece alimentos y bebidas ligeros durante el viaje: durante el trayecto, es recomendable ofrecer snacks saludables como frutas, galletas o yogures, así como agua o zumos naturales. Evita los alimentos procesados y las bebidas azucaradas, ya que pueden empeorar el malestar.
  3. Prueba con alimentos que ayuden a prevenir el mareo: hay algunos alimentos que se consideran beneficiosos para evitar las náuseas, como el jengibre o los alimentos ricos en vitamina C. Puedes probar a incluirlos en la dieta del niño antes y durante el viaje.
Leer:  Las guarderías pueden fomentar las conductas agresivas

Mantén una adecuada ventilación

La calidad del aire en el habitáculo puede influir en el mareo de los niños durante los viajes. Aquí te presentamos algunas recomendaciones:

  • Asegúrate de que el espacio esté bien ventilado: abrir las ventanillas o activar el sistema de aire acondicionado puede ayudar a mantener una buena circulación del aire y reducir la sensación de mareo.
  • Evita olores fuertes: algunos olores, como los de la comida o los perfumes, pueden aumentar las probabilidades de sentir náuseas. Intenta mantener el coche o la habitación libre de olores muy intensos.
  • Proporciona aire fresco al niño: si el niño se siente mareado, puedes ofrecerle una brisa fresca apuntando un ventilador ligero hacia él. Esto puede ayudar a aliviar la sensación de malestar.

Distrae la mente del niño durante el viaje

El aburrimiento y el estar pendiente del movimiento del vehículo pueden contribuir al mareo en los niños. Aquí te damos algunas ideas para mantener entretenido al niño y distraer su mente:

  1. Lleva juguetes o cuentos: contar con la compañía de sus juguetes o de un libro puede ayudar a que el niño se distraiga y olvide la sensación de mareo.
  2. Realiza juegos de palabras o adivinanzas: proponer juegos de palabras o adivinanzas puede ser una buena forma de mantener la mente del niño ocupada y evitar que se concentre en las náuseas.
  3. Pon música o películas infantiles: escuchar música o ver una película puede distraer al niño y hacer que se sienta más relajado durante el viaje.
  4. Habla con el niño y explícale qué es el mareo: explicarle al niño qué es el mareo y por qué puede sentir esa sensación desagradable puede ayudar a reducir el miedo y la ansiedad asociados al mareo.
Leer:  Cómo preparar a los niños para el nacimiento de un hermano

En conclusión, el mareo de los niños en los viajes es algo que se puede evitar o aliviar con una buena planificación, una alimentación adecuada, una adecuada ventilación y distrayendo la mente del niño durante el trayecto. Siguiendo estos consejos, podrás disfrutar de los viajes en familia sin preocuparte por el malestar de tus hijos. ¿Listo para comenzar la aventura? ¡Buen viaje!

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *